En nuestros consejos para novias resaltamos la importancia de la elegancia y más si va de la mano de la exclusividad, pero, ¿y la economía? Claro, hoy en día diseños exclusivos, elegantes, de estilo son de valorar pero hay que tener en cuenta, sobretodo cuando de vestidos de novia y vestidos de madrina se trata que la economía juega un papel importante.

Una tienda de novias ha de ofrecer también ahorro y soluciones económicas; en esa línea es importante que ofrezca vestidos de novia económicos por tratarse de vestidos de la campaña anterior, primero porque la calidad va seguir siendo alta como se trata en los vestidos de madrina y vestidos de novia que estos establecimientos ofrecen y segundo porque, al ser los vestidos de boda de una atemporalidad más alta que el vestir de calle, el vestido de la campaña anterior sigue estando de actualidad pero, el remanente de la venta puede destinarse a comprar vestidos de la nueva campaña.

               Taller de costura a medida

Pero, más importante que los restos de la campaña anterior es el ofrecer servicio de costura a medida. Se trata de participar con la idea en el diseño del modelo que la novia o la madrina ha soñado para que la modista de novias o estilista haga un diseño y, una vez aceptado y elegida la tela, tela que ofrecen las tiendas de novia, darle forma con una esmerada confección.

Si además se ofrece la posibilidad de hacer los complementos exclusivos a juego o coordinando con el diseño de modelo elegido, la satisfacción será plena y es que ya tenemos la elegancia y la exclusividad pero, ¿dónde está la economía? La economía de la costura a medida está en que el taller de costura va ofrecer los tejidos casi al coste, no hay intermediarios entre diseñadora y tienda y el ahorro es considerable.

Si añadimos que estos modelos se cortan para tener la posibilidad de ampliar una talla o dos más sin problema, lo cual no permiten los modelos de fábrica que se cortan con un margen pequeño, uno o dos centímetros, tenemos la posibilidad de aumentar la talla en un futuro.

Y, además de aumentar la talla, la posibilidad de transformar o rediseñar el modelo en un “nuevo vestido” con ligeras modificaciones que la modista de novias saben hacer en tu vestido de novia o vestido de madrina.